viernes, 18 de febrero de 2011

La ciudad sin Ley

No puedo dar el testimonio que me gustaria sobre las casi 3 semanas que duro todo, ya que me las pase en casa, sin salir. Conformandome solo con asomarme al valcon, como siempre, para escuchar la llamada a la oracion (sobre todo la del atardecer), y asomandome de vez en cuando en la madrugada par aver lo que pasaba abajo.
Nunca imagine vivir una situacion como esta, en la que la impotencia de no saber lo que pasaria, era el principal problema que tenia siempre en la mente. Nunca imagine escuchar truenos a las 4 y pico de la manana y confundirlos con disparos, o bombas… Pero anto todo quiero dejar claro, que en el unico momento que tuve miedo, fue al enterarme que estaban saqueando el museo.
Empezo todo con una manifestacion, a mi aparencia, de lo mas normal, donde la gente se quejaba por el gobierno de Egipto en los ultimos 30 anos. Pero cuando todo empezo de verdad fue el viernes 28 de enero, cuando millones de personas (exageracion andaluza?? ) se echaron a la calle, en las principales ciudades de Egipto para expresar su desacuerdo con el gobierno.
Aqui en El Cairo fue en el centro y alrededores donde se produjo todo. Gracias a Dios, yo vivo bastante lejos del centro (unos 40 kilometros mas o menos al sur) por eso, si no hubiera sido por la television, apenas me hubiera enterado de lo que estaba sucediendo.
La policia primero arremetio contra los manifestantes, con chorros de agua (de esos de apagar incendios) y con gases, cobrandose asi, varias victimas mortales. Incluso en la ciudad de Suez, un coche de la policia atropello a todo aquel que se cruzara en su camino, viendo mis ojos de las imagenes mas escalofriantes que he podido ver a dia de hoy.
Finalmente,  toda la policia se retiro aquella tarde, quedando toda la ciudad desprotegida. Por lo que un grupo de gentes chungas (a mi gusto de lo peor que puede existir sobre la faz de la tierra) aprovecharon la ausencia policial, para robar, saquear y hacer lo que le salieron de sus respectivas almas.
El miedo invadio a los 20 millones de personas que viven en el Cairo. Bancos, tiendas de moviles, ordenadores, centros comerciales, carrefour... dejaron las tiendas peladas !!! Sin policia, con la ciudad desprotegida, y con una sarta de bandalos saqueandolo todo.  Cada noche,en cada esquina de todas las calles de toda la ciudad, se iban turnando grupos de hombres y chabales, con sus correspondientes palos, cuchillos, ramas de arboles…. Todo lo que sirviera para darle una buena tunda a los dichosos ladrones.
Habia grupos de hombres en cada esquina de cada calle, que paraba a toda persona o coche que se acercaba. Le preguntaban a donde iba, y si notaban algo sospechoso, avisaban al siguiente grupo de personas que se encontraria un poco mas abajo. A veces, por los altavoces de las mezquitas, que normalmente sirven para la llamada a la oracion, daban noticias, sobre posibles sospechosos. Cada noche estaba despierta, minimo hast alas 5 y media o 6 de la manana. No todos los dias pasan estas cosas, y bueno, yo creo que en el fondo a mi me va todo eso. Creo que si esto pasara en Jerez hubiese sido una chiflada metida en cada manifestacion, y defendiendo a los mios en la calle con palos y cuchillos… 

No he tenido la oportunidad de vivir nada fuera de lo normal. Las mezquitas avisaron las 2 primeras noches sobre unos sospechosos. Pero poco mas. Casi dos semanas sin salir, mirando la tele lo que pasaba fuera. Sin telefono, sin internet…  La primera vez que comprendi que era serio lo que estaba pasando es cuando vi las imagenes de los destrozos del museo… Pero para eso, creo que tendria que escribir algo fuera aparte, porque me dolio en el alma ver cosas tan valiosas, en el suelo, destrozadas como si fueran unas baratijas del rastrillo. Sin duda, los personajes que pudieron hacer eso, no tienen ni una minima idea de lo que significa las antiguedades del Antiguo Egipto, no solo para Egipto, sino para toda la humanidad.

Aun asi, pasados unos dias volvio todo a "la normalidad". La mayoria de la gente volvio a sus trabajos. Habia medios de transporte cada dia, hasta las 8 de la tarde, etc… En uno de esos dias, me pase por la plaza Tahrir, el epicentro de todo. Lo cual contare en otra ocasion, mi visita a la plaza Tahrir imshaallah. Y por fin, hace una semana, Mubarak dio la noticia de su dimision. Noticia que fue recibida con gran felicidad por el pais, y con varios dias de celebracion en la calle.

A mi, en ningun momento se me paso por la cabeza volver a Espana. Aunque hubo momentos en los que vi que la cosa se estaba poniendo fea. Siento que este es el pais donde quiero vivir para los restos, si Dios quiere, por lo tanto casi lo considero ya mi pais. Es por eso que en ningun momento pense en huir. Simplemente ha sido una esperiencia diferente. Y lo unico que espero, que de todo esto, se saque algo bueno y que el pais prospere. Los egipcios se lo merecen.
En el recuerdo quedan las victimas mortales, y sus familiares que vieron como sus hijos, hermanos y parientes salieron de sus casas para manifestarse y que nunca mas volvieron. Es el ejemplo del coraje de un pueblo, que pese a toda la gente que hoy no esta con nosotros, ha conseguido lo que queria.
Adjunto este videoclip que lo resume casi todo.

3 comentarios:

me alegro que todo este volviendo a la normalidad, y que a pesar de las victimas mortales, heridos, etc, tanta manifestacion haya servido para algo, lo del museo ha sido una pena, un gran dolor, espero que el pais mejore mucho pues lo merece, es un gran pais y unas personas estupendas. A ti gracias por este blog que nos acerca bastante a la realidad de lo que es el Egipto autentico y me alegra saber que te encanta el pais y que estas bien, un fuerte abrazo.

Te ha quedado la entrada genial, enhorabuena por el blog, espero que sigas por mucho tiempo con el y que no lo abandones porque te sigo cada dia :)
Muchos besos que Ra te ilumine cada dia ^^

No imaginas lo que fueron aquí estos días de resistencia egipcia. Pegada a los informativos, conectada a Aljazeera cuando se podía y siguiendo minuto a minuto los acontecimientos. Pero las noticias a veces eran contradictorias y otras totalmente increibles, por lo que había que contrastar mucho lo que se escuchaba y leia. Estuvisteis censurados unos días, esos fueron los peores; luego ya empezasteis a dar señales de vida y eso tranquilizó mucho.
El día 10 fue supertenso con las noticias que nos llegaban; unos me decían que el avión presidencial estaba en las pistas, que Mubarak se iba, otros que ya se había ido con su familia y cuando anunciaron su comunicado, todo era espectación. Pero cuando oí lo que decía, se me cayó el alma a los pies tanto como se os pudo caer a vosotros, créeme, y pensé: "Este no se va nunca y a partir de ahora sangre y más sangre", que parecía era lo que estaba buscando.
Por suerte soy mala adivina, y el día 11 claudicó al fin, o le hicieron claudicar. No podía creerlo ¿a que estaba jugando el tipo ese? O estaba loco o su crueldad no tenía límites. Casi me da un infarto. Mi familia ya estaba cansada de mi, porque no tenía otro tema que el desarrollo de los acontecimientos en El Cairo y en la Plaza Tahrir. Mis amigos y conocidos no entendían nada ni les importaba, así que me encontré bastante sola y me enfadé bastante con todos por no comprenderme y seguirme en esos momentos tan importantes para mi.
Me hubiera gustado poder estar ahí con esas gentes luchadoras y con ilusiones. Tremenda lección nos han dado a los occidentalitos, nos queda mucho por aprender de ellos.

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...